Cae en España el “banco” del narcotráfico europeo

Finalmente el pasado mes de septiembre, en un dispositivo en el que participaron más de 120 agentes se llevaron a cabo 21 registros en las provincias de Madrid y Toledo  /  CNP
photo_camera Finalmente el pasado mes de septiembre, en un dispositivo en el que participaron más de 120 agentes se llevaron a cabo 21 registros en las provincias de Madrid y Toledo / CNP
La Policía Nacional considera que la organización criminal desarticulada funcionaba como “la mayor entidad financiera del narcotráfico en Europa”. El operativo se ha saldado con más de 30 detenidos y casi 3 millones de euros intervenidos

Si los negocios legales necesitan préstamos, realizan transferencias y tienen contacto estrecho con las entidades financieras para el buen funcionamiento de su actividad comercial, los “negocios ilícitos”, por supuesto el narcotráfico, también necesitan de esta relación. Contactar con los bancos legales es una opción. Una opción arriesgada, pero viable. Sin embargo, es mucho más fácil tener sus propios bancos. Sus propias entidades bancarias: dinero negro a cambio de dinero negro.

En este sentido, se sabe que las organizaciones criminales cuentan con sus propios testaferros. Sus contables particulares. Aquellos que se encargan de limpiar el dinero y blanquearlo en el mercado legal y, por supuesto, también de sus propios bancos. Como el que recientemente ha sido desarticulado en España, y que se considera “la mayor entidad financiera del narcotráfico en Europa”

Se estiman unas ganancias de 300 millones de euros

De este modo, agentes de la Policía Nacional, en una operación conjunta con Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria y EUROPOL, y con la colaboración de EUROJUST, han desarticulado una organización criminal que funcionaba como el “banco” de los narcos.

La investigación policial ha permitido conocer que esta organización criminal, formada mayoritariamente por ciudadanos sirios, llevaba desde 2020 realizando entregas y recogidas de dinero para financiar el narcotráfico y retornar las ganancias obtenidas. Se acreditan unos beneficios de 32 millones de euros al año, pero se estima que superarían los 300 millones, mediante sistemas de compensación, transporte de dinero y transacciones de criptomonedas entre España, Italia, Francia, Países Bajos, Alemania, Finlandia, Bélgica, Reino Unido, Suecia, Dinamarca, Polonia, Suiza y Noruega, así como Marruecos, Emiratos Árabes Unidos, Turquía, Colombia, Bolivia, Perú, Brasil y China.

Desde Cobo Calleja al resto del continente

Las pesquisas se iniciaron cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de una organización criminal, presuntamente liderada por un hombre que estaría operando desde Madrid y Toledo para financiar el tráfico de drogas de varias organizaciones de narcotráfico que operaban en España y en el extranjero.

Los investigadores detectaron que disponían de una sede de operaciones ubicada en un restaurante del polígono industrial Cobo Calleja, en la localidad madrileña de Fuenlabrada, donde acudían a diario los clientes para realizar recogidas de dinero. Para evitar posibles vuelcos por parte de otras organizaciones o incautaciones con motivo de inspecciones policiales, el restaurante era vigilado las 24 horas del día y no acumulaban grandes cantidades de dinero en la caja fuerte. La organización funcionaba a través de una red de hawalladares, que eran los encargados de realizar las entregas y recogidas de dinero con los miembros más destacados de los principales grupos criminales dedicados al narcotráfico.

La red de hawalladares

Cabe recordar, en este sentido, que la hawala es un milenario y rudimentario sistema de intercambio de capital, que surgió en Oriente Medio con la famosa ruta de la seda, como forma de protección ante los posibles asaltos que podrían sufrir los comerciantes al portar dinero durante sus viajes. Permitía al viajante entregar dinero en origen a un hawalladar que poseía dinero en el destino del viajante. Una vez llegado al final del trayecto, el viajante se ponía en contacto con otro hawalladar, colega del primero, quien tras recibir el código le entregaría el montante, evitando así que el viajero tuviese que portar dinero en efectivo durante todo su trayecto.

Así pues, la organización empezó funcionando con este sistema, pero con el paso del tiempo evolucionó y cambió el dinero en efectivo por monedas virtuales, como canal alternativo que les permitía eludir los mecanismos nacionales e internacionales de control.

Crearon una sociedad para blanquear los beneficios

Las pesquisas policiales también permitieron constatar como el líder de la organización, a través de su abogada y mano derecha, creó una sociedad y adquirió diferentes licencias y vehículos con el dinero obtenido de las actividades ilegales. Su objetivo no solo era blanquear los beneficios obtenidos, sino también conseguir un negocio plenamente estructurado que les estaría sirviendo a su vez como sistema de transporte de las compensaciones del dinero que gestionaba la organización, facilitando una mayor seguridad en dicho transporte.

32 detenidos, 11 de ellos a prisión

Finalmente el pasado mes de septiembre, en un dispositivo en el que participaron más de 120 agentes se llevaron a cabo 21 registros en las provincias de Madrid y Toledo, así como un despliegue policial que se ha extendido también a otras provincias como Málaga y Álava.

Como resultado del operativo se han detenido a 32 personas y se han intervenido casi 3.000.000 de euros, 575 kilogramos de hachís, 276 kilogramos de marihuana, 11 vehículos de alta gama, siete relojes de lujo, una pistola semiautomática y se ha desmantelado una plantación de marihuana con 995 plantas.Con todo, el Juzgado Central de Instrucción nº1, a cargo de la instrucción, ya ha decretado prisión provisional para 11 de los detenidos a petición de la Fiscalía Especial Antidroga; entre los que se encuentran el líder de la organización y su abogada.

Comentarios