Cae una red de ciberestafadores que ganaba 400€ al minuto

Se constituyó un grupo con agentes especializados en sistemas informáticos para poder 'cazar' a estos estafadores  /  CME-GC
photo_camera Se constituyó un grupo con agentes especializados en sistemas informáticos para poder 'cazar' a estos estafadores / CME-GC
Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Civil participan en un macrooperativo transnacional sin precedentes que ha logrado desmantelar una organización criminal que se estima que ha estafado a 17.000 personas en España mediante fraudulentas inversiones financieras

Una treintena de agentes de los Mossos d’Esquadra y la Guardia Civil han participado en un macrooperativo internacional, coordinado por Eurojust, y que ha permitido desmantelar una organización criminal especializada en cometer estafas financieras masivas. Se estima que 17.000 personas han sido víctimas de esta estafa en España, cifra que asciende a cientos de miles a nivel mundial, logrando obtener cifras millonarias.

De hecho, se calcula que la red investigada, con sede central en Albania, ganaba 400€ al minuto, 50 millones al trimestre. Desde el inicio de la investigación, en 2018, los investigadores creen que los beneficios ascendieron a los 2.400 millones de euros.

Con la participación de hasta 8 países distintos

La organización desmantelada actuaba por todo el mundo, por lo que fue necesario crear un grupo de investigación conjunto con autoridades de otros países europeos como Alemania, Suecia, Finlandia, Letonia, Ucrania, Georgia y Albania, donde se llevó a cabo el operativo más importante. Aunque este grupo se dimensionó en el año 2020, lo cierto es que los cuerpos policiales españoles, Mossos y Guardia Civil, tuvieron conocimiento por primera vez de este entramado en 2018.

El inicio de la investigación en España

Ese año, una mujer de edad avanzada denunció en Puigcerdà (Girona) que había sido víctima de una estafa que superaba los 800.00€. Entonces, ya explicó que el engaño se inició a raíz de una llamada en la que un supuesto “experto financiero” le propuso de hacer unas inversiones millonarias en criptomonedas. En un principio, aseguró, tan solo debía invertir 250€, pero a medida que avanzaba la estafa, los autores de la misma simulaban beneficios muy suculentos para convencer a las víctimas para seguir invirtiendo.  

De hecho, para convencer a las víctimas diseñaron decenas de páginas web fraudulentas, donde se podían observar los presuntos beneficios. Portal que, además, servía para controlar todos los movimientos económicos de las víctimas.

Falsos brokers estafaron a miles de ciudadanos europeos

A raíz de esta denuncia, los cuerpos policiales españoles tuvieron constancia de otros casos similares. De hecho, dos organizaciones cruzadas de los Mossos y la Benemérita permitieron constatar el modus operandi de los investigados. Desde call centers ubicados en Albania y otros países se contactaba con las víctimas y se les hacía creer que eran grandes expertos en el mundo de las finanzas. Sin embargo, en realidad se trataba de estafadores que engañaban utilizando estrategias de ingeniería social.

Los supuestos brokers pedían una inversión inicial de 250 euros y les hacía creer a las víctimas que los beneficios se multiplicaban exponencialmente, por lo que muchas de ellas llegaron a entregar cientos de miles de euros. Cuando las víctimas querían retirar todo o parte de los supuestos beneficios, los estafadores les pedían más dinero con la excusa del pago de unos impuestos y les convencían para seguir invirtiendo.

En paralelo, los falsos asesores financieros conseguían que los afectados les dieran acceso remoto a sus ordenadores, de forma que conseguían sus claves bancarias para vaciar las cuentas. Precisamente, cuando las víctimas querían dejar de invertir, los estafadores accedían a sus cuentas a través de este acceso a distancia y las vaciaban.

Eurojust creó un equipo de trabajo conjunto

De este modo, la investigación que iniciaron los Mossos d’Esquadra y la Guardia Civil permitió detectar cientos de víctimas en España y, a la vez, demostrar las conexiones internacionales y el abasto de la organización. Por eso, a través de los canales oficiales de cooperación policial internacional, en 2020 Eurojust estableció un grupo de investigación conjunto al apreciar estrechas relaciones entre las investigaciones que estaban llevando a cabo las autoridades de hasta ocho países distintos.

Una red muy sofisticada

Los Mossos y la Guardia Civil han confirmado que “la investigación ha sido muy compleja debido al sofisticado nivel de la red criminal”, que contaba con un equipo de ingeniería informática encargado del desarrollo de los diseños web. También contaban con sociedades repartidas por el mundo para mover los activos y call centers con operadores que hablaban varios idiomas.

Para contrarrestar esta estructura y asegurar el éxito de la investigación se creó un equipo de policías exclusivo con conocimientos en programación e informática que desarrollaron y generaron nuevas herramientas para detectar los movimientos de la organización

Cayeron los dos máximos responsables de la organización

Finalmente, el 8 y 9 de noviembre los cuerpos que participaban en esta investigación llevaron a cabo intervenciones simultáneas en Albania, Bulgaria, Georgia, Macedonia del Norte y Ucrania. Por su parte, los Mossos d'Esquadra y la Guardia Civil participaron con una treintena de agentes en el registro de seis call centers de Albania.  

El total de las actuaciones policiales permitieron desmantelar 15 centros de llamadas en distintos países – 6 de ellos en Albania --, la detención de los dos máximos responsables de la organización en Albania, la identificación de 16 personas y la intervención de más de 355 ordenadores, móviles, tabletas y otros objetos electrónicos con información relevante para los investigadores. Durante los registros se localizaron activos en criptomonedas en diversos cryptowallets por valor de 16.000€, además de 25.000€ en efectivo.

Comentarios