Detalles en Exclusiva

Crimen Pontons: el asesino declaró que ayudó a su mujer a suicidarse

Imágenes antiguas de Jorge Ferrandis, el presunto asesino, obtenidas de un videobook que publicó en sus perfiles sociales / Archivo
photo_camera Imágenes antiguas de Jorge Ferrandis, el presunto asesino, obtenidas de un videobook que publicó en sus perfiles sociales / Archivo

El presunto asesino de la mujer que fue hallada muerta en una finca de Pontons (Barcelona) aseguró ante el juez de Vilafranca del Penedès que su mujer quería suicidarse y que él la ayudó a morir. Luego, la descuartizó y guardó sus restos en un congelador durante un año

Jorge Ferrandis, el asesino confeso de Pontons (Barcelona), ya hace tres noches que descansa en prisión, donde ingresó después de declarar ante el Juzgado de Instrucción 4 de Vilafranca del Penedès. El pasado día 3 de enero fue detenido por agentes de élite de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Barcelona y entregado, días después, a disposición policial.

Él mismo confesó el crimen a los agentes que le detuvieron tras localizar en su finca de Pontons los restos de una mujer, que tanto los investigadores como el juez confían en que son de su pareja, desaparecida en 2021. Como adelantó eltaquigrafo.com en exclusiva, Ferrandis asesinó a su mujer, de 42 años y de nacionalidad española, la descuartizó y guardó sus restos, durante meses, en un congelador de su piso en el barrio de Gràcia de Barcelona.

Un año después del crimen, compró la finca de Pontons y trasladó el cuerpo para enterrarlo, donde fue descubierto este pasado. Aun así, la Guardia Civil sigue pendiente de los resultados de los estudios forenses y la comparación de las muestras de ADN, que terminarán de confirmar si se trata de la pareja sentimental del detenido.

“Solo” la ayudó a morir

Según ha podido saber esta redacción, Ferrandis declaró ante el juez de Vilafranca que cuando sucedieron los hechos, en 2021, su mujer quería suicidarse y él “tan solo” la ayudó a morir. Luego, la troceó con un cuchillo de grandes dimensiones y guardó sus restos en un congelador. Nevera de la que se deshizo cuando trasladó el cuerpo hasta la finca de Pontons, según la declaración del propio detenido.

Tras escuchar su versión, la autoridad judicial decretó su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza. Según detallaba entonces el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), no consta que hubiera ninguna denuncia previa por maltrato entre la pareja.

Nuevos registros

Tras la detención de Jorge Ferrandis, los agentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Barcelona han seguido estos días con las pesquisas propias de la investigación, que sigue abierta por homicidio o asesinato – delito que se terminará de concretar con el resultado de todas las pruebas practicadas--. Entre las próximas diligencias, este media ha podido confirmar que se prevé el registro de un segundo domicilio, propiedad del presunto autor, y ubicado muy cerca de la vivienda donde presuntamente sucedieron los hechos, en Travessera de Les Corts (Barcelona).

Para llevar a cabo dicho registro, que se espera producir en los próximos días, se han desplazado hasta Barcelona agentes especiales del Laboratorio Central del Servicio de Criminalística de la Jefatura Judicial de la Guardia Civil (SECRIM).

El trabajo clave del SEPRONA 

Con todo, cabe recordar que fueron agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil quienes recibieron una primera alerta, procedente de un vecino de Pontons, que observó movimientos sospechosos en las tierras de su vecino, el ahora detenido. De ahí, que el SEPRONA se movilizara rápidamente ante la posibilidad de un enterramiento ilegal de alguna especie animal o, incluso, de alguna irregularidad medioambiental.

Sin embargo, tras una primera inspección en el lugar de los hechos, los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza ya contemplaron la posibilidad de que el caso, en realidad, tuviese que ver contra la integridad física de alguna persona. Por eso, la Benemérita puso los hechos en conocimiento del Juzgado de Instrucción 4 de Vilafranca del Penedès.

Con todo, tras tomar declaración a Ferrandis, el juez de Vilafranca se inhibió a favor de un Juzgado de Barcelona,  ​​ya que en estos casos la investigación corresponde al juzgado más cercano al domicilio de la víctima.

Comentarios