Detalles en Exclusiva

Una década delinquiendo: así funcionaba el clan experto en la técnica del ‘abrazo cariñoso’

Material recuperado tras la explotación de la investigación / CME-PN
photo_camera Material recuperado tras la explotación de la investigación / CME-PN

Se trata de un clan familiar, de nacionalidad rumana, cuyos miembros llevaban entre 10 y 5 años recorriendo pueblos y ciudades de toda Europa cometiendo robos bajo el método del ‘abrazo cariñoso’. Ahora, sin embargo, descansarán un temporada en prisión

Una oleada de robos bajo el método del ‘abrazo cariñoso’ sacudió durante el verano de 2021 varias poblaciones de la provincia de Zaragoza. La Brigada de Policía Judicial de la capital aragonesa de la Policía Nacional inició entonces una compleja investigación para dar con los autores de los hechos.

Poco a poco, los agentes fueron averiguando quiénes se escondían tras estos falsos abrazos que tenían por objetivo robar relojes y joyas de alta gama: un clan familiar, de nacionalidad rumana, cuyos miembros llevaban entre 10 y 5 años delinquiendo por distintos pueblos y ciudades de toda Europa.

Paralelamente, en Barcelona…

Paralelamente, en Barcelona, varias denuncias de robo bajo este mismo ‘modus operandi’ hicieron saltar las alarmas del Grupo de Multirreincidentes de los Mossos d’Esquadra en Barcelona, que lucha contra el crimen organizado y la itinerancia delictiva. Rápidamente, los investigadores comprobaron que los datos obtenidos de las primeras diligencias se cruzaban con los conseguidos por la Policía Nacional en Zaragoza.

Así, tras un primer intercambio de información, se decidió, en abril de 2022, constituir el equipo conjunto de investigación para aunar fuerzas y desarticular la organización criminal detectada.

Un clan familiar muy nómada

Con buena parte de los miembros del grupo identificados, el equipo conjunto de investigación pudo ir desentrañando las peculiaridades de este clan familiar, que actuaba como una auténtica organización criminal. El objetivo era reunir el máximo de indicios incriminatorios para lograr que la autoridad judicial dictase una pena de prisión preventiva, como ha sucedido.

El subinspector Eduard Rodríguez, jefe del Grupo de Multirreincidentes de Barcelona; y, el inspector Lisard Hidalgo, de la División de Investigación Criminal (DIC) de Barcelona, han explicado a eltaquigrafo.com los detalles de esta organización y de su ‘modus operandi’; haciendo especial hincapié en el estilo de vida itinerante que llevaban, no solo por España, sino anteriormente también en países como Francia, Italia o Alemania, donde acumularon varios antecedentes.

Así pues, los responsables de los Mossos en esta investigación han explicado a esta redacción que el clan, compuesto por ocho hombres y siete mujeres de entre 18 y 30 años, actuaba en baterías móviles. Es decir, en grupos de actuación no estáticos y que podían ir variando. Como también variaba su ubicación: ya que, aunque estaban asentados, mayoritariamente en el área metropolitana de Barcelona, o en la zona de Levante, se movían con facilidad por todo el territorio como parte de su actividad delictiva.

Una jerarquía muy machista

“Las baterías podían ir cambiando, todos los miembros eran familiares o parientes del mismo clan y tampoco tenían una vivienda fija. Llevaban un estilo de vida muy itinerante, marcado por su actividad delictiva”, ha expresado el subinspector Rodríguez.

En el mismo sentido, el jefe del Grupo de Multirreincidentes ha detallado la jerarquía del clan, otra de las características por las que se ha tipificado como organización criminal. Todos los miembros tenían sus funciones bastante bien detalladas y había distintos rangos: al mando los hombres, y a nivel operativo, las mujeres. Ellos solían llevar la voz cantante, eran los que mandaban y los que conducían los coches con los que huían. Las mujeres, por su lado, llevaban a cabo ‘el trabajo sucio’, y, en este caso, eran ellas las más operativas a la hora de delinquir”.

Autores de al menos 35 robos

Rodríguez ha matizado que entre todos los miembros del clan, en total 12, acumulaban 260 antecedentes, aunque ninguno de ellos había estado antes en prisión. Es la primera vez, ha asegurado, que se investigaba al grupo en su totalidad, acumulando en una misma causa varios hechos delictivos. De hecho, se les cree autores de al menos 35 robos bajo el método del ‘abrazo cariñoso’ (26 en Zaragoza6 en Barcelona y 3 en Valencia).

Con todo, cabe recordar que esta técnica consiste en abrazar a la persona a la que quieres abordar – normalmente de avanzada edad -- con el pretexto de ser familiares lejanos o conocidos del barrio, aprovechando el acercamiento para sustraer las joyas o relojes que lleven puestos.

Buscaban gente mayor que vistiera joyas de lujo

Su objetivo eran las joyas o relojes de alta gama. Lo primero en lo que se fijaban era en las joyas y luego les tenía que encajar la persona: mayoritariamente de avanzada edad, fácil de distraer y que no se pudiese defender” ha explicado el subinspector. De este modo, dedicaban mucho tiempo a escoger bien a sus víctimas y se iban desplazando en coche por distintas poblaciones hasta dar con el perfil idóneo.

Durante el asalto, los hombres esperaban en el coche para asegurar la huida y, mientras, las mujeres les abordaban bajo cualquier pretexto hasta acercarse y sustraer las joyas y/o relojes. “Pero si durante el asalto había la ocasión de robarles la cartera, también lo hacían”, ha comentado Rodríguez, a la vez que ha asegurado que no tenían remordimientos a la hora de ejercer violencia sobre sus víctimas si éstas se resistían: A una le llegaron a morder el brazo”.

Todos ellos ya en prisión

Durante la investigación, se detectó que varios miembros del entramado investigado convivían con otras tres personas, también en el foco de los Mossos por otras causas. Estos tres son sospechosos de cometer hasta 18 robos bajo el método del ‘scalping’; es decir, robos a personas, normalmente de avanzada edad, cuando operan en cajeros automáticos.

En total, sumando a estos tres, el dispositivo se saldó con 15 detenidos, doce de los cuales, los especializados en ‘abrazos amorosos’, ya han entrado en prisión preventiva por orden del Juzgado de Instrucción 3 de Zaragoza. “La investigación ha logrado sacar de la calle a doce delincuentes muy activos” ha sentenciado orgulloso el subinspector.

Comentarios