Novedades

Un juez investiga los 47 segundos en los Dani Alves estuvo a solas con la víctima

Un juzgado de Barcelona investiga a Dani Alves por presuntos abusos / Archivo
photo_camera Un juzgado de Barcelona investiga a Dani Alves por presuntos abusos / Archivo

Un Juzgado de Barcelona investiga al exjugador azulgrana Dani Alves por una presunta agresión sexual cometida la noche del 30 al 31 de diciembre en la discoteca Sutton de Barcelona

El Juzgado de Instrucción 15 de Barcelona ha abierto diligencias contra Dani Alves por un supuesto delito de agresión sexual a raíz de la denuncia presentada hace una semana por una mujer, que aseguró haber sido víctima de tocamientos la noche del 30 al 31 de diciembre en la discoteca Sutton de Barcelona.

Como ha podido saber eltaquigrafo.com, el juez instructor recibió el parte médico del Hospital Clínic de Barcelona, donde le hicieron la revisión, tras activar el protocolo establecido en casos de presunta agresión o abuso sexual. En dicho chequeo se constató que no hubo penetración, tal y como ya aseguró la presunta víctima ante los Mossos d’Esquadra. Concretamente, según consta en la denuncia, el futbolista introdujo su mano por la ropa interior de la mujer sin su consentimiento.

De este modo, ahora los Mossos trabajarán con la autoridad judicial para tratar de esclarecer los hechos. Hechos que los investigadores ya llevan una semana analizando, en parte, gracias a las imágenes de seguridad aportadas por la discoteca. Dichas imágenes revelarían, como ya adelanto en exclusiva esta redacción, que Dani Alves y la denunciante mantuvieron algún tipo de contacto la noche de los hechos.

Los movimiento de Dani Alves en el interior del local

De hecho, con el visionado se puede ver como el futbolista, acompañado de un amigo, entra al local sobre las 2.00 horas de la madrugada. Ya en la zona VIP de Sutton, Alves y su acompañante entablan conversación con varios grupos de chicas, hasta que sobre las 3:30h coinciden con el grupo de la denunciante. Las jóvenes se unen a la fiesta con ellos y bailan juntos, con aparente normalidad. A las 4:22 horas la víctima se dirigió al baño, y Dani Alves, pocos segundos después, siguió sus pasos.

Ambos se encontraron en el baño, donde no hay cámaras de seguridad. 47 segundos después se la ve saliendo a ella y luego a él. Los dos volvieron a reunirse con el resto del grupo. Diez minutos después, el jugador y su amigo decidieron abandonar el local. Se despidieron de las chicas y se marcharon.

La confesión de la joven

Fue acto seguido, como se ve en las imágenes, que la joven rompió a llorar desconsoladamente y las amigas alertaron de la posible agresión a los trabajadores de la discoteca. El personal de seguridad actuó de forma encomiable, activando de inmediato el protocolo de protección a la víctima y tratando de localizar al presunto agresor, aunque sin éxito.

En su momento, el entorno del jugador brasileño negó cualquier agresión sexual en la discoteca, en la que estuvo poco tiempo.

Comentarios