La mujer que acusa a Dani Alves de agresión sexual presenta denuncia ante los Mossos

El entorno de Dani Alves confirma que estuvo en Sutton, pero niegan los hechos / Archivo
photo_camera El entorno de Dani Alves confirma que estuvo en Sutton, pero niegan los hechos / Archivo

Como publicó eltaquigrafo.com en exclusiva, las imágenes de las cámaras de videovigilancia de Sutton revelarían que efectivamente el futbolista y la joven mantuvieron algún tipo de contacto la noche de los hechos

Varios días después de que trascendieran las informaciones sobre la presunta agresión sexual perpetrada por Dani Alves a una mujer en la discoteca Sutton de Barcelona, los Mossos d’Esquadra confirman que la víctima ha presentado formalmente la denuncia en una comisaría de la policía catalana.

Los hechos sucedieron la madrugada del 30 al 31 de diciembre, en el famoso local de la calle Tuset de Barcelona. Según la mujer, el exjugador del Barça, de 39 años, le habría introducido la mano por dentro de la ropa interior sin su consentimiento. Lo cierto, como publicó eltaquigrafo.com en exclusiva, es que Alves y la víctima mantuvieron algún tipo de contacto la noche de los hechos. Así lo revelan las imágenes de las cámaras de videovigilancia, que fueron debidamente entregadas a los investigadores.

El paso a paso de Alves en la discoteca Sutton

En dichas imágenes se puede ver como el futbolista, acompañado de un amigo, entra al local sobre las 2.00 horas de la madrugada. Ya en la zona VIP de Sutton, Alves y su acompañante entablan conversación con varios grupos de chicas, hasta que sobre las 3:30h coinciden con el grupo de la víctima. Las jóvenes se unen a la fiesta con ellos y bailan juntos, con aparente normalidad. A las 4:22 horas la víctima se dirigió al baño, y Dani Alves, pocos segundos después, siguió sus pasos.

Ambos se encontraron en el baño, donde no hay cámaras de seguridad. 47 segundos después se la ve saliendo a ella y luego a él. Los dos volvieron a reunirse con el resto del grupo. Diez minutos después, el jugador y su amigo decidieron abandonar el local. Se despidieron de las chicas y se marcharon.

La confesión de la joven

Fue acto seguido, como se ve en las imágenes, que la joven rompió a llorar desconsoladamente y las amigas alertaron de la posible agresión a los trabajadores de la discoteca. El personal de seguridad actuó de forma encomiable, activando de inmediato el protocolo de protección a la víctima y tratando de localizar al presunto agresor, aunque sin éxito.

Según su relato, el exjugador del Barça le habría introducido la mano por dentro de la ropa interior. Así se lo hizo saber la propia mujer a la patrulla de los Mossos que acudió al local, requerida por los responsables del local. Dado el estado de nervios en el que se encontraba la chica, los agentes decidieron acompañarla a un centro sanitario para que se tranquilizase y le pudieses hacer un chequeo. La revisión demostró que no hubo penetración, como ya había manifestado a la agente que estuvo con ella.

El entorno del jugador niega los hechos

Tras estos hechos, la policía catalana abrió una investigación de oficio para tratar de esclarecer lo sucedido, ya que habían sido requeridos por la discoteca. Este miércoles, finalmente, los Mossos han recibido la denuncia formal, aunque, según fuentes policiales, llevan en contacto con la joven desde la noche de la presunto agresión.

Por su parte, desde el entorno del futbolista niegan los hechos. Fuentes cercanas a Alves, citadas por ABC, aseguraron que la información es falsa, pese a que Alves sí estuvo en el citado espacio, aunque durante «poco tiempo» y que allí «no pasó nada».

Comentarios