Nueva operación antidroga en Tarragona: la provincia más castigada por la narcoviolencia

La mafia albanesa lidera el cultivo indoor en Catalunya    /  CNP
photo_camera La mafia albanesa lidera el cultivo indoor en Catalunya / CNP

La Policía Nacional interviene 1.200 plantas de marihuana en dos plantaciones de Sant Carles de la Ràpita y L’Aldea. Ambas localidades están ubicadas en la provincia de Tarragona, la más afectada por la presencia y violencia de las organizaciones criminales

Ya lo alertaron fuentes policiales a eltaquigrafo.com hace unos meses: “siguen produciéndose entre dos y tres operaciones contra el tráfico de marihuana cada día en Catalunya”. Ya sea a través de los Mossos d’Esquadra, la Policía Nacional o la Guardia Civil, pero lo cierto es que, casi a diario, aparecen informaciones sobre nuevas aprehensiones.

En esta ocasión, han sido agentes de la Policía Nacional los encargados de desmantelar dos plantaciones de marihuana, que sumaban más de 1.200 plantas, en las localidades de Sant Carles de la Rapita y L’Aldea, ambas en la provincia de Tarragona.

Operación en dos fases

La investigación constó de dos fases; en la primera, se desmanteló una plantación en el interior de una nave industrial de Sant Carles de la Ràpita de casi 2.000m2 de capacidad. Según apuntan fuentes de la Policía, este cultivo llevaba dos años operativo y se calcula que pudo haber producido 20.000 plantas anuales.

En este primer registro se aprehendieron 30 kilogramos de cannabis, 737 plantas y se intervinieron 1.200 euros. Se realizaron cinco detenciones, todos ellos varones de nacionalidad albanesa.

En la segunda y última fase, se localizó en la población de L’Aldea otra nave con una plantación indoor de marihuana. Entonces, se aprendieron más de 500 plantas y se pudo detener a otros dos varones de la misma nacionalidad.

Todos los detenidos eran “jardineros”

Todos los detenidos serían los “jardineros” de la plantación, personas que ocupan el último eslabón en la organización criminal. Estas personas son captadas en sus países de origen por los responsables de estas mafias y, a cambio de un dinero mensual, que puede oscilar entre los 1.500 y 3.000 euros, se trasladan a España para trabajar en los cultivos indoor.

Los “jardineros” prácticamente no salen de las naves, allí se les habilita una zona para dormir y comer, deben controlar y supervisar todos los sistemas de la plantación y facilitar el correcto desarrollo de la planta.

La mafia albanesa, de nuevo, en el punto de mira

Este operativo es una nueva muestra de la fuerza que está adquiriendo la mafia albanesa en el cultivo y tráfico de marihuana en Catalunya. En este sentido, el pasado 16 de junio los Mossos d’Esquadra dieron una rueda de prensa precisamente para explicar los entresijos de una macro organización criminal, también formada por ciudadanos albaneses, asentada en Catalunya y que llegó a facturar entre 9 y 12 millones de euros con el tráfico internacional de la droga que cultivaban en nuestro país.

En este sentido, los Mossos detuvieron a 56 personas, la mayoría de ellas sin antecedentes, llegados directamente de Albania y que cumplían con las tareas de jardineros. La cúpula de este entramado, formada por 13 personas, ingresó en prisión por orden del Juzgado de Instrucción Central 1 de la Audiencia Nacional.

También en julio, la Policía Nacional protagonizó otro operativo en Valls (Tarragona) en el que desarticuló otra organización criminal de esta nacionalidad. Suelen ser jóvenes sin antecedentes que cumplen con la función de jardineros y vigilantes, para protegerse de los posibles ‘vuelcos’ o ‘narcoasaltos’. Cuando son detenidos, los líderes de la organización, normalmente en segundo plano, los envían de vuelta a Albaniapara no acumular antecedentes penal en España.

Tarragona, la provincia más castigada por la narcoviolencia

Si la mafia albanesa es, recientemente, la que protagoniza todos los operativos policiales; es la provincia de Tarragona, sin duda, el escenario más habitual. De hecho, según el informe de 2021 del Área Central de Delitos Económicos de los Mossos d’Esquadra, en relación con “la eficiencia en la lucha contra las organizaciones criminales dedicadas al cultivo y tráfico de marihuana”: la provincia de Tarragona, y concretamente la comarca del Tarragonés, es la zona de Catalunya más castigada por la “narcoviolencia”.

Es decir, la que más ‘narcoasaltos’ o ‘vuelcos’ – robos violentos entre organizaciones rivales -- sufrió en 2021. En concreto, el 80% del total de ‘narcoasaltos’ que se vivieron en 2021 en Catalunya (107) se registraron en esta provincia.

Comentarios