Preocupación por el auge de armas blancas en Catalunya

Los Mossos también han reflexionado sobre el auge de los incidentes en fiestas como La Mercè  /   Archivo
photo_camera Los Mossos también han reflexionado sobre el auge de los incidentes en fiestas como La Mercè / Archivo
Según ha declarado el teniente de Alcalde de Seguridad de Barcelona, Albert Batlle: “estamos ante la cultura del arma blanca”. Pero no solo en Barcelona, sino en toda Catalunya.

Tras las fiestas de La Mercè, en la que un joven de 25 años murió apuñalado, y se registraron otros dos incidentes menos graves, las autoridades competentes han hecho una valoración de los altercados y las agresiones registradas. Tres apuñalamientos, uno de ellos mortal, es el balance del fin de semana, en relación con las agresiones con arma blanca.

Una cifra que, aunque no alcanza la docena de heridas del pasado 2021, sigue preocupando a las autoridades hasta el punto que el teniente de alcalde de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle, ha afirmado que estamos ante “la cultura del arma blanca”. Visiblemente preocupado, ha matizado que no es un hecho puntual de la ciudad de Barcelona, ni de sus fiesta, sino que está presente y ha calado en todo el territorio.

De hecho, en este sentido, en las fiestas de Santa Coloma de Farners (Girona), que han coincidido este mismo fin de semana con La Mercè, un joven fue apuñalado por tres jóvenes de ideología neonazi.

Preocupación también en los Mossos

Sobre los problemas de seguridad durante las fiestas de Barcelona, el Director General de los Mossos d’Esquadra, Pere Ferrer, comentó que para el año que viene deberían reenfocar las medidas implementadas para evitar que se repitan los mismos altercados.

Esta preocupación es la que también transmiten los sindicatos policiales, como USPAC, que, aunque no han entrado en valorar el dispositivo – al entender que se trata de eventos festivos muy masivos y con una complejidad extrema – sí que han lamentado los problemas de seguridad que existen en toda Catalunya, con especial atención en la capital, derivados, entre otros motivos, por no dar desde la política la importancia que se merecen las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Ya es hora, señores políticos, que dejen de degradar a la policía, que dejen de desprestigiarla, que la saquen a la calle y no la metan en despachos, que sitúen al frente a policías preocupados por lo que pasa en nuestra sociedad”.

Comentarios