Prisión para el autor del atropello múltiple en Torrejón de Ardoz

Micael Da Silva, el Gallego, cuando fue trasladado de Seseña a los calabozos de Tetuán (Madrid)  /  EFE
photo_camera Micael Da Silva, el Gallego, cuando fue trasladado de Seseña a los calabozos de Tetuán (Madrid) / EFE

El Juzgado de Instrucción 4 de Torrejón de Ardoz (Madrid) ha decretado prisión provisional, comunicada y sin fianza para Micael Da Silva Montoya, el hombre de 35 años acusado de atropellar mortalmente a cuatro personas en una boda gitana

Un dispositivo de las unidades de orden público de la Policía Nacional custodió el vehículo que trasladó a Micael Da Silva Montoya, de 35 años, desde los calabozos de Tetuán (Madrid) hasta los juzgados de Torrejón de Ardoz. Los rumores de que varias decenas de familiares del clan de los Casianos – al que pertenecían las víctimas del atropello – se habían desplazado a la capital en busca de venganza, alertaron a los cuerpos policiales, que estuvieron presenten en los juzgados durante toda la declaración del detenido.

Finalmente, el Juzgado de Instrucción 4 de Torrejón de Ardoz decretó prisión provisional, comunicada y sin fianza para este ciudadano portugués, conocido como “el gallego”. Se le acusa de ser el presunto autor del atropello múltiple del pasado domingo a las puertas del restaurante Los Ranchos de Torrejón, donde se celebraba una boda gitana. La de Rubén y Sonia, de los Bruno y los Gallegos. Los primeros emparentados con los Casianos.

Ya ha ingresado en Alcalá Meco

Micael Da Silva se acogió a su derecho constitucional a no declarar y al término de la diligencia judicial fue trasladado al centro penitenciario de Madrid 2, Alcalá Meco. La comparecencia del arrestado en los Juzgados de Torrejón se prolongó durante toda la tarde, en una vista en la que la Fiscalía solicitó la prisión provisional para el detenido como presunto responsable de 11 delitos de asesinato, cuatro consumados y siete en grado de tentativa.

Tres detenidos en Seseña

Da Silva fue detenido la madrugada del domingo, sobre las 4.00 horas de la madrugada en Seseña (Toledo), a unos 50 kilómetros del lugar de los hechos. La Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia de la Guardia Civil de Toledo localizó el vehículo, un Toyota Corolla que circulaba con las lunas rotas y al que le faltaba el parachoques delantero, cuando realizaba servicios de prevención en la Urbanización El Quiñón de Seseña.

Los agentes arrestaron a sus tres ocupantes, el ciudadano portugués nacido en 1987 y sus dos hijos menores de edad. Estos dos últimos, de nacionalidad española y nacidos en 2006 y 2007, fueron puestos en libertad tras prestar declaración.

La riña en el restaurante Los Ranchos

Los tres, horas antes, se habían presentado a la boda de Sonia y Rubén. Aunque estaban invitados a la ceremonia, miembros de ambos clanes, los Bruno y los Gallego, les dejaron claro que no eran bienvenidos al convite.

Este hombre, según la Policía, es familiar del novio y se trata de una persona conflictiva a la que no querían ver en la celebración. Además, había tenido alguna riña previa a la boda con su familia y su presencia iba a ser muy incómoda. Aun así, horas después del inicio del banquete, entraron en el restaurante donde se estaba celebrando la unión.

Fueron expulsados por el padre de Rubén, el novio, y por varias personas sobre las 01.30 horas. Entonces, hubo un pequeño enfrentamiento a las puertas del restaurante, pero acabó disolviéndose. Micael y sus hijos se marcharon.

Cuatro muertos y siete heridos

Sin embargo, una hora después de la reyerta, todos los familiares empezaron a salir y el parking se llenó de los invitados. Fue en ese momento cuando el hombre arrancó el coche sin encender las luces y se dirigió a toda velocidad contra las personas que estaban en la puerta.

Como consecuencia de ello, una mujer de 66 años y tres hombres de 68, 37 y 17 años perdieron la vida, mientras otras siete personas quedaron heridas de gravedad. Los tres ocupantes del coche causante del atropello se dieron a la fuga por la autovía de Andalucía A4, hasta que fueron interceptados por la Guardia Civil en Seseña.

La familia del conductor amenazada por los Bruno y los Casianos

Paralelamente, tanto la Policía Nacional, como la Guardia Civil – que ya ha montado un dispositivo especial en la Cañada Real – vigilan de cerca las posibles vendettas entre los clanes implicados. De hecho, como adelanta El Mundo y ha podido saber también esta redacción, los familiares del conductor que atropelló mortalmente a cuatro personas del clan de Los Casianos – vinculado a Los Brunos – han abandonado sus viviendas en Villaverde y otros puntos de la Comunidad de Madrid por miedo a represalias tras las amenazas de los parientes de los fallecidos.

El hombre detenido por los cuatro homicidios consumados y otras siete tentativas, conocido como El Gallego, pertenece al clan de Los Silva y tiene numerosos parientes viviendo en Madrid. En las redes sociales hay numerosos mensajes de personas del clan de Los Brunos pidiendo venganza y asegurando que lo ocurrido va a traer consecuencias.

Comentarios