Prisión para el presunto asesino de Campdevànol: la violó y la torturó

Agentes de la policía científica de Mossos entrando en el domicilio de Campdevànol (Girona) donde apareció muerta una chica de 21 años  / 
  ACN
photo_camera Agentes de la policía científica de Mossos entrando en el domicilio de Campdevànol (Girona) donde apareció muerta una chica de 21 años / ACN
La joven de 21 años presentaba más de 60 heridas, dientes rotos, marcas de presión en el cuello y signos de una agresión sexual violenta. Su pareja ya ha ingresado en prisión provisional. Ante la policía dijo que ella se había caído yendo en bicicleta

La joven de 21 años asesinada en Campdevànol (Girona) fue brutalmente torturada durante los días previos a su muerte. El presunto asesino, su novio, un hombre de 36 años, ya ha ingresado en prisión provisional por orden judicial. El cuerpo de la víctima presentaba más de 60 heridas, muchas de ellas con arma blanca, dientes rotos, marcas de presión en el cuello y signos de una agresión sexual violenta. Ante los Mossos d’Esquadra, el detenido, aseguró que la joven se cayó yendo en bicicleta y que no se explica cómo pudo haber muerto.

La causa, según informa el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), permanece abierta por asesinato, agresión sexual y maltrato habitual, a la vez que se ha confirmado que no existían denuncias previas de la mujer contra su pareja, que sí tenía antecedentes por violencia machista de relaciones anteriores. Unos delitos que de ser condenado podrían enfrentar al acusado a la prisión permanente revisable.

El estado del cuerpo no cuadraba con la excusa del asesino

El cuerpo de la víctima se encontró a las 15.30 horas de la tarde del pasado miércoles 21 de septiembre, después de que el investigado llamara al teléfono de emergencias. Dijo que la chica había caído en bici, le había suministrado un medicamento para calmar el dolor y no se contaba cómo había muerto. La joven, sim embargo, presentaba señales de violencia. Por eso, los Mossos d'Esquadra le detuvieron tras prestar declaración como presunto autor de los hechos y este sábado ha pasado a disposición judicial.

El crimen consternó a la población que mostró su rechazo contra este crimen machista haciendo cinco minutos de silencio en la localidad. El Ayuntamiento de Campdevànol también decretó tres días de luto oficial. En Ripoll, población donde había vivido la víctima hasta antes de irse con el agresor, también se hizo un minuto de silencio y se decretó un día de luto en recuerdo a la víctima y para condenar el feminicidio.

Con todo, la víctima es la número 30 en lo que va de año en España (la quinta en Cataluña) de violencia machista y la 1.160 desde que comenzaron les estadísticas en 2003.

Comentarios