Abortan una reyerta de ajuste de cuentas en el cementerio de Carabanchel

La Policía Municipal de madrid decomisó hasta 30 aramas, entre ellas varias pistolas.  l  PMM
photo_camera La Policía Municipal de madrid decomisó hasta 30 aramas, entre ellas varias pistolas. l PMM

 

Hay 4 personas detenidas que iban armadas con 30 pistolas, machetes, navajas y punzones en el velatorio de un familiar que había fallecido anteriormente en otro enfrentamiento

La Policía Municipal de Madrid ha realizado una intervención en el cementerio de Carabanchel (Madrid), y han decomisado unas 30 armas de todo tipo: desde pistolas a bolomachetes, navajas de lo más dispar e incluso bastones-estoques. Se ha detenido a cuatro hombres. Se investiga que el clan tenga relación con un pariente que murió hace días y que se haya abortado una matanza en toda regla.

Un vehículo sospechoso

Los agentes destinados en el cementerio de Carabanchel en el dispositivo especial desplegado para la festividad de Todos los Santos, observaron un vehículo que actuaba de manera sospechosa al percatarse de la presencia de la Policía Municipal. Le dieron el alto y en el cacheo encontraron al conductor una pistola. El hombre quedó detenido. Dentro del coche había dos navajas.

Otros miembros del clan actuaron de manera evasiva. Al registrarles, los funcionarios les sorprendieron con un arma corta de fuego cada uno, en el cinto del pantalón. Pero es que también portaban armas blancas, bastones-estoques y casi todo el catálogo de esta índole que puede encontrarse en un arsenal a cuestas, incluidos 67 cartuchos de bala y un palo de golf.

Aumento de las reyertas

Cuando ya llevaban tres detenidos, los policías municipales localizaron a un cuarto encartado con un machete. En su vehículo, además, llevaba otra de esas armas, un hacha de fibra y una navaja. Los arrestados tienen 41, 56, 28 y 21 años, todos vecinos de Madrid, excepto uno de ellos que proviene de Valencia, según adelantaba ABC.

Los hechos en visita que se hace a los cementerios por estas fechas, tras la reciente muerte de uno de sus parientes. En los últimos meses, se han producido varias reyertas graves entre clanes de Carabanchel y San Blas.

Comentarios