Agreden en prisión al asesino de Campdevànol

Los hechos han sucedido por la mañana en la prisión Puig de les Basses de Figueres  /   Archivo
photo_camera Los hechos han sucedido por la mañana en la prisión Puig de les Basses de Figueres / Archivo
Los hechos han sucedido este lunes en la prisión Puig de les Basses de Figueres, donde lleva tan solo dos días interno. Según informan fuentes penitenciarias, otro preso le propinó un puñetazo en la hora del patio.

Albert, el hombre de 36 años, vecino de Campdevànol (Girona), detenido por presuntamente haber violado, torturado y asesinado a su pareja, una joven de 21 años, ha sido agredido este lunes en la cárcel donde cumple prisión provisional. Los hechos han sucedido por la mañana en la prisión Puig de les Basses de Figueres, donde lleva tan solo dos días interno. Según informan fuentes penitenciarias, otro preso le propinó un puñetazo en la hora del patio. El presunto asesino de Campdevàvol no ha sufrido lesiones por la agresión, pero la cárcel ha tomado medidas para preservar su seguridad. En este sentido, Albert ha tenido que ser trasladado a un módulo de aislamiento para evitar ser agredido de nuevo, según detalla El Punt-Avui.

El acusado pasó el pasado sábado a disposición del juzgado de instrucción de guardia de Ripoll y el juez decretó prisión provisional comunicada y sin fianza. Tiene una causa abierta por asesinado y encarnizamiento, agresión sexual y maltrato habitual de la joven muerta, Anna G. Según informó el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, Albert S. tenía antecedentes por violencia machista de relaciones anteriores, pero no existían denuncias previas de la víctima contra su pareja.

Más de 60 heridas por todo el cuerpo

Con todo, según se desprende de la autopsia, el cuerpo de la víctima presentaba más de 60 heridasmuchas de ellas con arma blancadientes rotos, marcas de presión en el cuello y signos de una agresión sexual violenta. Ante los Mossos d’Esquadra, el detenido, aseguró que la joven se cayó yendo en bicicleta y que no se explica cómo pudo haber muerto.

El cuerpo de Anna se encontró a las 15.30 horas de la tarde del pasado miércoles 21 de septiembre, después de que el investigado llamara al teléfono de emergencias. Dijo que la chica había caído en bici, le había suministrado un medicamento para calmar el dolor y no se contaba cómo había muerto. La joven, sim embargo, presentaba señales de violencia. Por eso, los Mossos d’Esquadra le detuvieron tras prestar declaración como presunto autor de los hechos y este sábado ha pasado a disposición judicial.

Comentarios