La agresión sexual se perfila como el principal móvil del crimen de Ceuta

Imágenes de la detención de Cristian B ayer en el barrio de Los Rosales (Ceuta) l Archivo
photo_camera Imágenes de la detención de Cristian B ayer en el barrio de Los Rosales (Ceuta) l Archivo

El hombre detenido ayer confesó su crimen durante el interrogatorio en dependencias policiales

El hombre de 34 años, Christian B., detenido ayer en el ceutí barrio de los Rosales como único sospechoso del asesinato del pequeño Mohamed de 8 años, confesó que era el autor del asesinato y violación del menor durante el interrogatorio policial.

El móvil sexual se perfila como la principal hipótesis del crimen, ya que parece confirmarse que el pequeño sufrió una agresión sexual por parte del presunto asesino antes de que acabar con su vida.

Antecedentes por agresión sexual a otro niño

El sospechoso ya tenía antecedentes por agresión sexual a un niño de 5 años y otro por robo con intimidación en 2013, según adelantaba el diario ABC. Según las mimas fuentes, confesó el crimen con la frase “primero lo vi vivo, y luego ya estaba muerto”.

También relató que había discutido con el chico. No fue, por tanto, una confesión completa y total, pero los investigadores no tienen duda alguna de que es responsable de los hechos.

Sin enfermedad mental

El presunto asesino mostró una total frialdad y falta de empatía mientras declaraba su crimen, hasta verse acorralado por las pruebas que los investigadores le pusieron delante. Una vez reconocido esos hechos no mostró arrepentimiento alguno. Sin embargo, no tiene diagnosticada ninguna enfermedad mental.

El detenido, según informa “El Faro de Ceuta”, trabajaba en una empresa de la ciudad y hace más de cinco años cuando estuvo prestando servicios de limpieza en lo que antiguamente se conocía como Apros, Asociación Plena Inclusión, de donde se le despidió por un incidente, pero no de tipo sexual. En concreto habría perpetrado un robo en un colegio. No obstante, fue despedido por ese asunto. En la actualidad trabajaba de repartidor de bombonas de butano.

Prisión preventiva, comunicada y sin fianza

Aunque confesó su crimen antes los agentes de la UDEV, el detenido se acogió a su derecho a no declarar frete al juez de Instrucción 5 de Ceuta, que ha ordenado su entrada en prisión. EL caso será instruido por el juzgado de instrucción 6 de Ceuta que era el que estaba de guardia cuando ocurrieron los hechos.

En la causa ya se ha personado la familia del menor como acusación particular, que han mostrado su alivio al conocer la identidad del presunto asesino y comprobar que no era vecino ni conocido de la familia ni el menor.

Comentarios