Cae un grupo que se disfrazaba de policías para robar la droga a otros narcos en Málaga

Las viviendas funcionaban como 'guarderías' de la droga que robaban a otras organizaciones / CNP-CG
photo_camera Las viviendas funcionaban como 'guarderías' de la droga que robaban a otras organizaciones / CNP-CG

Las autoridades lograron detener a 10 personas, entre ellas, el líder de la trama, procedente del este de Europa, quien portaba una pistola preparada para abrir fuego en el momento de la detención

Podría ser ficción, pero es la pura realidad. Agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil han desarticulado en la costa de Málaga a una peligrosa organización criminal que se había especializado en cometer ‘vuelcos’. Es decir, asaltaban y robaban a otros grupos y organizaciones criminales para apoderarse de su mercancía, drogas principalmente. Las peculiaridades de este grupo, que actuaba de forma muy violento, eran el uso de armas de guerra y su puesta en escena: se disfrazaban de agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para cometer sus asaltos, empleando medios de apariencia policial.

A raíz de una senda investigación, iniciada en junio de 2021 tras tener conocimiento de un grupo que actuaba con estas directrices, ambos cuerpos policiales practicaron varios registros en viviendas de Estepona y Mijas (Málaga); que se saldaron con la detención de diez personas por su presunta participación en los hechos. En este sentido, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Estepona, a cargo del caso, ya ha ordenado el ingreso en prisión provisional para seis de los diez investigados.

Líder del Este

Las pesquisas practicadas por los agentes permitieron localizar al cabecilla de la trama en un domicilio de Estepona. El líder, procedente de un país de Europa del Este, iba siempre armado y era muy escurridizo, han detallado los cuerpos policiales. Utilizaba varias identidades --para ello contaba con documentos de identidad falsos de varias nacionalidades--, y cambiaba de manera frecuente de domicilio y de aspecto físico --se cortaba el pelo, se lo teñía, o bien se dejaba barba o perilla--.

Con el avance de las indagaciones, los investigadores lograron identificar a otros integrantes de la misma organización. Con los objetivos identificados y localizados, los agentes fueron desmembrando la red con la práctica de sucesivas detenciones. Así, ocho hombres y dos mujeres fueron arrestados por su presunta responsabilidad en delitos de pertenencia a organización criminal, tráfico de drogas, falsedad documental, robo de vehículo a motor y/o tenencia ilícita de armas.

Con varias requisitorias judiciales

Entre los arrestados se encontraba el líder de la trama quien en el momento de la detención portaba una pistola preparada para abrir fuego. Tras detenerlo se constató que le constaban varias requisitorias judiciales: una por un Juzgado de Marbella, en relación con un delito de tenencia ilícita de armas; otra de la Audiencia Provincial de Granada, por tráfico de drogas; y una última dictada por las autoridades de Albania, por un delito contra las personas.

Durante los registros se intervinieron 70 kilogramos de hachís, cinco vehículos --dos de ellos sustraídos--, matrículas robadas, armas, abundante munición, documentos de identidad falsos, utensilios para el procesamiento de la droga y para llevar a cabo los 'vuelcos', entre otros efectos.

Comentarios