Detenidos en Madrid y Barcelona dos peligrosos fugitivos albaneses

Uno fue detenido en el aeropuerto de El Prat y el otro en Madrid / CNP
photo_camera Uno fue detenido en el aeropuerto de El Prat y el otro en Madrid / CNP

Se les buscaba en Albania por preparar la comisión de un atentado con explosivos para asesinar a los líderes de una organización criminal rival

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Barcelona y Madrid a dos fugitivos muy peligrosos, reclamados por las autoridades de Albania por liderar una organización criminal, tenencia ilícita de armas y explosivos, blanqueo de capitales y por intentar asesinar a dos miembros de un entramado rival. Concretamente, según informa la Policía, se les relaciona con el hallazgo en su país de explosivos tipo C-4 (utilizado en operaciones bélicas) y armamento.

Cuando las autoridades albanesas iniciaron la caza contra estos dos sujetos, ambos desparecieron del país. Fue el pasado mes de noviembre de 2022 que, tras tener conocimiento de su presencia en nuestro país, se emitió a través de INTERPOL dos órdenes de detención.

Atentado por venganza

En dichas órdenes se matizaba que los hechos por los que se les reclamaba ocurrieron en 2021 en Albania, cuando la organización que ambos lideraban preparaba la comisión de un atentado con explosivos para asesinar a varias personas de un grupo rival. Según la investigación desarrollada en su país, el atentado iba dirigido, concretamente, a los responsables de haber frustrado el negocio de tráfico de drogas al que se dedicaba la organización de los ahora detenidos.

Concluyendo que se trataba de un ajuste de cuentas llevado al extremo, con explosivos y armamento utilizado en operaciones bélicas o tareas de demolición por su gran impacto.

Uno detenido en el aeropuerto de El Prat

A uno de los detenidos se le relaciona con el hallazgo en Albania de diversos explosivos del tipo C-4 y varias armas de fuego automáticas y cortas. Además, se encontraba investigado en España por estas mismas actividades ilícitas al localizarle la primera vez que aterrizó en Barcelona tres armas de fuego, dos silenciadores y varios cartuchos, entre sus prendas de ropa.

Cuando las autoridades españolas recibieron la orden de detención, se realizaron algunas gestiones hasta que se le localizó en Turquía, pero con la intención de volver a Barcelona, que es donde estaba residiendo actualmente. De hecho, fue detenido al aterrizar en el aeropuerto de El Prat.

El otro en Madrid

Por otro lado, al segundo de los detenidos le habían sido incautados tres rifles de asalto AK-47, así como otros rifles semiautomáticos, explosivos improvisados, y diversas armas de fuego automáticas y cortas.

Las actuaciones de los investigadores permitieron establecer su residencia actual en Barcelona, así como relacionarle con varias actividades ilícitas en España, entre las que se encontraba el tráfico de drogas y la falsedad documental. Tras varias averiguaciones se tuvo conocimiento de su localización en el centro de Madrid, donde tras un cuidadoso operativo policial, dada su especial peligrosidad, se produjo su detención.

Comentarios