Nueva falsa amenaza bomba en Barcelona: desalojan la sede de VOX

Varios mossos en la puerta de la sede de Vox de Barcelona  /  Vox
photo_camera Varios mossos en la puerta de la sede de Vox de Barcelona / Vox
Los Mossos d'Esquadra registran la sede de VOX en Barcelona tras una nueva falsa amenaza de bomba. Una llamada anónima sobre las 11:30 de la mañana ha obligado a evacuar el local, hasta donde se han desplazado agentes artificieros y de la Canina 

La sede de VOX en Barcelona ha sido desalojada este jueves sobre las 11:30 horas de esta mañana, después de recibir una llamada anónima en la que se alertaba de la colocación de un artefacto que iba a explotar en media hora.

Tras tener conocimiento de los hechos, los Mossos d'Esquadra han activa el protocolo para hacer frente a este tipo de presuntas amenazas y se ha vaciado la sede, situada en la calle del Camp, en el distrito de Sarrià-Sant Gervasi, con carácter extremadamente urgente. Según ha informado el mismo partido político, el suceso ha obligado al secretario general del partido, Ignacio Garriga, a cancelar una reunión que tenía prevista esta misma mañana.

Los Mossos han activado a los TEDAX y a la Canina 

La policía catalana ha activado algunos de sus recursos centrales y la Unidad Canina y los especialistas artificieros del TEDAX se han desplazado hasta la sede del partido para hacer las primeras comprobaciones. Tanto el local, como los aledaños, han sido registrados y acordonados por agentes de los Mossos hasta que se ha constatado que no existía ninguna amenaza. 

Pasadas dos horas desde la llamada anónima, y sin haber localizado ningún dispositivo sospechoso, los agentes han dado el incidente por cerrado y los trabajadores han podido volver a entraren el edificio. Ahora los Mossos investigan el origen de la llamada, que también ha incluido insultos contra el partido. 

La tercera amenaza en menos de un mes 

Esta falsa amenaza de bomba se se suma a las que han habido las últimas semanas: la primera, el pasado 20 de octubre en el Hospital General de Catalunya, ubicado en Sant Cugat (Barcelona), y que obligó a evacuar el centro; y, una segunda la madrugada del 21 al 22 de octubre en la sala Razzmatazz de Barcelona y que obligó a desalojar la sala de fiesta. En ambos casos, como en la sede de VOX, se ha tratado de falsas amenazas de bombas.