El feminicidio de Juana Canal a punto de resolverse tras casi 20 años

Juana Canal Luque desapareció en 2003 cuando tenía 38 años  l  Archivo.
photo_camera Juana Canal Luque desapareció en 2003 cuando tenía 38 años l Archivo.

Ha sido detenido el hombre que era pareja de Juana en el momento de su desaparición de su vivienda de Ciudad lineal en Madrid, cuando ella tenía 38 años.

Los agentes al cargo de la investigación han detenido al hombre que era pareja de Juana Canal Luque en el momento de su desaparición el 22 de febrero de 2003, como presunto autor de su muerte. La detención de Jesús, nombre del sospechoso, se ha producido en la vivienda donde este feriante y anteriormente taxista reside con su actual mujer e hijos, en el municipio de Fuente el Saz del Jarama, al norte de Madrid.

A cuatro meses de la prescripción del caso

La detención del que fuera pareja de Juana ha tenido lugar en el marco de la investigación reabierta desde hace varios meses para esclarecer este feminicidio, del que apenas quedan cuatro meses para que prescriba. Fuentes de la investigación y la familia de Juana creen que Jesús es el feminicida que acabó con la vida de la mujer la noche del 22 de febrero de 2003.  

Simuló una desaparición voluntaria de la víctima.

La noche que ocurrieron los hechos, el hijo de Juana, Sergio, había dormido en casa de sus tíos y al volver y no encontrar a su madre en la casa, se encontró una nota de Jesús. El presunto asesino había dejado escrito que Juana se había ido de casa después de que hubieran tenido una fuerte discusión y de que ella hubiera ingerido una gran cantidad de pastillas y que él había salido a buscarla. Sin embargo, esa coartada nunca fue creída ni por la familia ni por los investigadores.

El hallazgo de restos óseos hace tres años reabrió la investigación

Una pareja de senderistas, hace casi tres años, encontró un trozo de cráneo y una tibia en un paraje entre los municipios de Navarredonda y Navalacruz, en Ávila, a algo más de 100 kilómetros de Ciudad Lineal. Esta información no trascendió públicamente y en 2020 se pudo comprobar que el ADN de esos huesos era de Juana Canal.

Sólo a dos kilómetros de donde se encontraron esos restos, la familia de Jesús tiene desde hace décadas una casa, aunque lleva mucho deshabitada, en Navalacruz, fuera del casco urbano y a apenas

Con esa información, hace unas semanas que agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional volvieron a peinar la zona en busca de más pruebas que relacionaran al presunto homicida con el caso, y tuvieron éxito, ya que en el mismo paraje se hallaron varias piezas óseas más y alguna ropa que, a la espera de los análisis del laboratorio, se sospecha que son de la misma víctima.

Con estas nuevas pruebas, es el juzgado quien decidirá seguir adelante con la imputación de Jesús, hecho que detendría el plazo hacia la prescripción del caso para el que sólo faltan cuatro meses., en un caso que recuerda  a otros feminicidios como el de Helena Jubany, reabierto a pocas horas de que lse cumpliera el plazo de prescripción. 

Comentarios