De futbolista a narcotraficante: cae una red en la que participaba un jugador profesional

Imagen de David Cañas cuando jugó en el Girona FC., ahora detenido en este operativo de la Guardia Civil  / Archivo
photo_camera Imagen de David Cañas cuando jugó en el Girona FC., ahora detenido en este operativo de la Guardia Civil / Archivo

La `operación Marcaje’, bautizada así por la presencia del futbolista entre los detenidos, se ha saldado con 14 detenidos y la incautación de 9,5kg de cocaína entre otras drogas.

La Guardia Civil ha desmantelado un grupo criminal que presuntamente se dedicaba al transporte internacional de droga por carretera. Para ello, empleaban automóviles tuneados para que tuviesen la apariencia de vehículos comerciales de conocidas empresas. Los agentes han detenido a 14 personas en Madrid, Ciudad Real, Cádiz y Sevilla. Entre los detenidos destaca David Cañas, exjugador del Girona FC.

La `operación Marcaje’, bautizada así por la presencia del futbolista entre los detenidos, se inició el pasado febrero con la identificación de un vehículo en el que la Guardia Civil halló una gran cantidad de dinero en efectivo, cuya procedencia el conductor no pudo justificar. Se abrió entonces una investigación, la que ha permitido destapar esta presunta red dedicada al tráfico de drogas a nivel internacional. En este sentido, los agentes han requisado 9,5 kilos de cocaína, casi un kilo de anfetamina, más de medio kilo de heroína y unos 25.000 euros en efectivo.

Tomaban muchas medidas de seguridad

La organización serigrafiaba coches y furgonetas para hacerlos pasar por vehículos comerciales de conocidas empresas, entre ellas una de telefonía. Llevaban en ellos material propio de la empresa, como cables y herramientas, y sus conductores vestían los uniformes de los trabajadores de estas compañías para evitar controles policiales. Los miembros de la red tomaban muchas medidas de seguridad, sobre todo en los desplazamientos.

La carga de droga y dinero se ocultaba en dobles fondos, espacios manipulados en un taller, propiedad de uno de los sospechosos, en la localidad sevillana de Tomares.

Viajes a Sudamérica

Según la Guardia Civil, el exfutbolista, junto con otros integrantes del clan criminal viajaban con frecuencia a Sudamérica, concretamente en Colombia y la República Dominicana, desde donde organizaban los correspondientes envíos de drogas hacia España. Además, parece que algunos miembros de la organización se trasladaron a Madrid para huir de otros distribuidores con los que mantenían una fuerte enemistad. Y, así, se posicionaron entre los principales proveedores de distribución de droga.

Hasta 12 entradas y registros

Una vez que se identificó a todos los miembros de la organización y la función que desempeñaba cada uno, la Guardia Civil solicitó al Juzgado de Instrucción número 9 de Sevilla 12 entradas y registros en las provincias de Madrid, Ciudad Real, Cádiz y Sevilla, en los que participaron unos 200 agentes, que detuvieron a los 14 sospechosos.

Comentarios