Un Guardia Civil mata a su mujer en Pontevedra y luego se suicida: tenía en vigor una orden de alejamiento

Agentes de la Guardia Civil tras producirse el crimen a las puertas del camping de O Muiño / EP
photo_camera Agentes de la Guardia Civil tras producirse el crimen a las puertas del camping de O Muiño / EP
El guardia civil esperó a su expareja en una furgoneta en el parking exterior del camping de O Muiño, donde trabajaba la mujer, y cuando la vio se acercó a ella y le disparó hasta tres veces. Horas más tarde, se suicidó. 

Conmoción en la localidad pontevedresa de Oia, al límite con Portugal, que protagoniza desde este sábado un nuevo (y trágico) episodio de violencia machista en España. Ana Vanesa S.P., de 44 años, fue asesinada por su expareja: Víctor G.D., un guardia civil que esperó a que saliera del trabajo para descerrajarle varios tiros. La mujer murió en el acto. Según las primeras informaciones, sobre él pesaba una orden de alejamiento de 300 metros y la prohibición de comunicarse con la víctima.

Ni siquiera estas medidas cautelares impuestas por un juzgado de violencia sobre la mujer pudieron evitar que Víctor, a primera hora de la tarde de esta sábado 3 de junio, se desplazara de Baiona – donde estaba destinado – hasta Oia para matar a su expareja. La esperó en una furgoneta en el parking exterior del camping de O Muiño, donde trabajaba la mujer, y cuando la vio se acercó a ella y le disparó hasta tres veces. Según el relato de los testigos, que presenciaron toda la escena, tras matarla se subió de nuevo en el vehículo y se dio a la fuga.

El asesino se suicidó con el mismo arma

Tras tener constancia de los hechos, la Guardia Civil inició un amplio dispositivo de búsqueda y, horas después, lo localizaron en el monte de Valga, donde, ya de noche y acorralado por los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, se suicidó disparándose con la misma arma con la que había matado a Ana Vanesa.

La alcaldesa de Oia, Cristina Correa, declaró para El Faro de Vigo que se van a decretar tres días de luto oficial, suspendiéndose las actividades municipales programadas para este domingo. La edil explicó que la víctima tan solo llevaba dos meses viviendo en Oia, acogida por una vecina, después de que abandonara la casa que compartía con su asesino, en la localidad de A Guarda.

Segundo crimen machista del año en Galicia

El cuerpo sin vida de Ana Vanesa fue levantado por la autoridad judicial sobre las 20:30 horas a instancias del Juzgado de Instrucción número 2 de la localidad de Tui, que estaba de guardia, aunque al tratarse de un crimen machista, tendrá que inhibirse en el número 1 de la misma localidad, que es el competente en esta materia.

Con todo, y según la información facilitada por la Guardia Civil, se trata del segundo crimen machista que se registra en Galicia en este 2023, tras el asesinato de una mujer en Baiona el pasado mes de febrero por el que fue detenida su expareja.

Comentarios