Interceptan un ‘narcodron’ sobrevolando los aledaños de la cárcel de Algeciras

El dron se dirigía a la prisión de Botafuegos de Algeciras (Cádiz) / Archivo
photo_camera El dron se dirigía a la prisión de Botafuegos de Algeciras (Cádiz) / Archivo

Esta vez ha sido la prisión de Botafuegos de Algeciras (Cádiz), pero desde hace un tiempo el sindicato de funcionarios de prisiones ACAIP-UGT lleva alertando de esta nueva moda

Una vez más, se ha interceptado un dron cargado con drogas sobrevolando los aledaños de un centro penitenciario. Esta vez ha sido la prisión de Botafuegos de Algeciras (Cádiz), pero desde hace un tiempo el sindicato de funcionarios de prisiones ACAIP-UGT lleva alertando de esta nueva moda. En esta ocasión, informan desde el sindicato, la aeronave se estrelló antes de colarse en el interior del centro y cayó a la terraza de un vecino de la zona.

Los hechos sucedieron el martes de esta semana, cuando la aeronave no tripulada fue vista sobrevolando el centro penitenciario. Poco después perdió el control y se estrelló. La operación de narcotráfico quedó frustrada por un problema técnico, pero las intenciones eran claras.

No es la primera vez

El vecino que halló el aparato alertó a la Policía Nacional que, tras inspeccionarlo, encontró que transportaba hachís, cocaína y dos teléfonos móviles, totalmente prohibidos en el interior de las cárceles. Por el momento se desconoce la procedencia del aparato, el piloto y para quién iba dirigido. Sin embargo, no es la primera vez que intentan hacer entrar un aeronave no tripulada en una prisión andaluza.

Según el sindicato, la policía detuvo hace unos días a tres personas que estaban dentro de un coche aparcado en los alrededores del centro penitenciario de Puerto I y II, en el Puerto de Santa María (Cádiz), por un tema relacionado con drones. Aparato que también se intervino, en este caso con un móvil de alta gama enganchado y dos botellas de whisky.

Otros casos en Catalunya o Ceuta

Pero la prisiones andaluzas no son el único objetivo. Recientemente se ha visto que esta moda se ha ido extendiendo por otros puntos del territorio nacional. En Catalunya, el primer caso se detecto el sábado 5 de noviembre en la prisión de Lledoners (Sant Joan de Vilatorrada, Barcelona) y, justo un día después, se interceptó otro dron sobrevolando Brians I (Sant Esteve Sesrovires, Barcelona).

Ya entonces, los Mossos d’Esquadra aseguraron a eltaquigrafo.com que iban a tomar medidas para evitar nuevos casos. Y es que ya existen precedentes en otras cárceles estatales, como en la prisión de Mendizábal (Ceuta) realmente preocupantes. Según El Faro de Ceuta, sólo en un año, la Guardia Civil ha inhibido más de 150 ‘narcodrones’ que sobrevolaban los aledaños del centro penitenciario ceutí.

Es un peligro añadido

Así pues, lamentablemente, esta nueva técnica de los drones para introducir material en las prisiones se está volviendo demasiado recurrente. Así lo han alertado desde de ACAIP-UGT, que, además, han recordado que la presencia de sustancias estupefacientes y teléfonos en el interior del recinto penitenciario suele generar "deudas, agresiones, amenazas, coacciones, extorsiones e, incluso, son utilizados para mantener actividades delictivas en el exterior".

Comentarios