La Mina, escenario de un nuevo homicidio

Los hechos han tenido lugar en el conflictivo barrio barcelonés de La Mina | Archivo
photo_camera Los hechos han tenido lugar en el conflictivo barrio barcelonés de La Mina | Archivo
Poco antes de las tres de la tarde del martes, un hombre ha recibido una puñalada en el cuello durante una reyerta en plena calle

Una fuerte reyerta a primera hora de esta tarde en el barrio de La Mina, en Sant Adrià de Besòs (Barcelona), ha terminado en tragedia. Tal y como han confirmado los Mossos d’Esquadra, poco antes de las tres de la tarde de este martes, un hombre ha sido asesinado en plena calle. 

Según las primeras informaciones ofrecidas por la policía autonómica, los hechos han tenido lugar en el marco de una fuerte discusión en la vía pública. Por motivos que todavía se desconocen, un sujeto le ha asestado una puñalada en el cuello a la víctima. Por el momento, el presunto autor del homicidio, que consiguió huir del lugar instantes después, no ha sido detenido. 

Hasta el lugar se han desplazado dos ambulancias del Servicio de Emergencias Médicas y varias patrullas de los Mossos. A pesar de los esfuerzos de los facultativos del SEM por reanimar al hombre, finalmente no han podido hacer nada por salvarle la vida.

Los agentes de los Mossos d'Esquadra de la Divisió d'Investigació Criminal (DIC) de la Región Policial Metropolitana Norte han asumido la investigación de este nuevo caso de violencia en la Ciudad Condal y, a estas horas, continúan con las pesquisas para esclarecer las circunstancias en las que se han producido estos hechos. El caso se encuentra bajo secreto de sumario 

Un barrio conflictivo

Los hechos han tenido lugar en el barrio barcelonés de La Mina, una de las zonas más conflictivas del Área Metropolitana Norte por la presencia de varios clanes dedicados al cultivo y tráfico de marihuana, principalmente, así como al menudeo de otras sustancias estupefacientes como la cocaína. De hecho, los Servicios del Ayuntamiento de esta población han mostrado su preocupación en los últimos meses ante el fuerte repunte en el consumo de una sustancia que creían desterrada desde la década de los 80: la heroína. 

La presencia de clanes de la droga, así como el éxodo de drogodependientes desde Barcelona hacia esta zona por el desmantelamiento de narcopisos en el centro de la ciudad, han agravado la situación de inseguridad y de criminalidad a la que históricamente se ha venido enfrentando este barrio de extrarradio, limítrofe a la Ciudad Condal. Precisamente, este mismo año La Mina ya fue escenario de otro episodio violento. Fue en abril, cuando una reyerta relacionada con una plantación de marihuana acabó con un tiroteo en el que resultó herida una mujer. 

A pesar de los esfuerzos de los patriarcas de los principales clanes rivales, “Los Manolos” y “Los Cafeletes”, por pacificar el barrio con la histórica firma de un pacto de paz, el patio trasero de Barcelona continúa siendo un barrio sin ley. 

Comentarios