Las cámaras de seguridad de Apolo revelan como murió el jugador de rugby Liam Hampson

Liam Hampson  /  Archivo
photo_camera Liam Hampson / Archivo
El mismo director de la Sala Apolo ha explicado que al mediodía del miércoles 19 los trabajadores del local descubrieron el cuerpo cuando sonó un móvil. Sus amigos lo estaban llamando y no lo localizaban, llevaba más de 30 horas desaparecido

Misterio resuelto. Aunque los Mossos d’Esquadra habían determinado que el conocido jugador de rugby australiano, Liam Hampson, de 24 años, había muerto de forma accidental; lo cierto es que el caso seguía plagado de interrogantes. La personas encargada de esclarecer los vacíos en relación con la muerte del deportista en la conocida Sala Apolo de Barcelona ha sido, precisamente su responsable, Albert Guijarro.

Guijarro en una entrevista para el programa Versió RAC1, ha explicado el recorrido que Hampson hizo la madrugada del 18 de octubre, hasta caer por el patio interior del local, a una altura de 10 metros. Según su relato, las cámaras de videovigilancia, que ya han sido puestas a disposición de los Mossos d'Esquadra, muestran como el joven sale de la sala principal por una de las puertas de emergencia hasta llegar a una terraza. Según consta en las grabaciones, se pone a orinar y entonces no puede volver a entrar al cerrarse las puertas.

Salió a una terraza y saltó al vacío

Fue entonces, cuando Liam vio un pequeño muro. Por razones que se desconocen, seguramente tratando de salir de ahí, el jugador lo saltó sin ser consciente, por la oscuridad, de que al otro lado había una caída de unos 10 metros por donde pasan los conductos.

El mismo director de la Sala Apolo ha explicado que al mediodía del miércoles 19 los trabajadores del local descubrieron el cuerpo cuando sonó un móvil. Sus amigos lo estaban llamando y no lo localizaban, llevaba más de 30 horas desaparecido.

Lo encontraron en el fondo del agujero, ya muerto. Los Mossos d'Esquadra se hicieron cargo de las investigaciones y confirmaron, también con el visionado de las cámaras, que el hombre había salido a una zona exterior y había saltado al vacío, hacia los conductos.

Comentarios