Primer caso de pedofilia denunciado a la Fiscalía

imagen del colegio Claret en Barcelona
photo_camera imagen del colegio Claret en Barcelona
El efecto llamada de las víctimas de la pedofilia a manos de miembros de la comunidad cristiana sigue trayendo cola. Cada vez más víctimas se atreven a denunciar abiertamente su abuso y los casos que relacionan Iglesia con pederastia son noticia cada semana. En esta ocasión, el Colegio Claret de Barcelona ha denunciado el caso ante la Fiscalía

El Colegio Claret de Barcelona ha apartado cautelarmente de toda actividad con menores al antiguo profesor y religioso claretiano Francesc Figueres tras la denuncia de un exalumno en las redes sociales por presuntos abusos sexuales cometidos hace 20 años, y ha comunicado el caso a la Fiscalía.

La escuela ha informado a las familias de que ha aplicado el protocolo interno de protección a los niños y, aunque el profesor no tiene actualmente ninguna responsabilidad en el centro, se le han retirado "todas sus funciones dentro de la escuela" y no puede entrar en el centro mientras haya niños.

Aunque no existe ninguna denuncia presentada, el colegio religioso concertado, al conocer el relato del exalumno, Pau Bosch, a través de las redes sociales, ha decidido también informar a la inspección de educación. Además, ha presentado el caso ante la Fiscalía i ha reiterado su compromiso de "investigar y tomar todas las medidas pertinentes ante cualquier caso que en el pasado haya podido afectar a nuestra escuela".

Denuncia pública a través de redes sociales

Bosch denunció, a través de su cuenta de Twitter, que en un viaje de final de curso y tras la picadura de un insecto en el brazo, el profesor Figueres le emplazó en la habitación del hotel, donde le obligó a ducharse y "muy lentamente le secó todo el cuerpo con una toalla sin tocarle los genitales".

La denuncia de Bosch ha generado un hilo en Twitter en el que otros exalumnos han explicado que también sufrieron abusos por parte del mismo profesor en aquel viaje y que los hechos "se extendieron a varios cursos".

Uno de los exalumnos que ha participado en esta denuncia, ha relatado vía tweet un caso similar, aunque en su caso el cura le puso crema por todo el cuerpo porque tenía una erupción cutánea (en los brazos). Más reacciones han explicado experiencias incómodas con el padre Figueres.

El colegio asegura que desconocía los casos

La dirección del colegio asegura que "no había recibido nunca información alguna sobre estas acusaciones" y, tras conocer el caso, decidió "comunicarlo al gobierno provincial de los claretianos". Estos, explica la nota, "activaron el protocolo vigente desde 2005", que incluye "una consulta interna preliminar para valorar la posible veracidad de los hechos y su alcance".

Aun así, fuentes del centro subrayan que su deseo es que sea la fiscalía quien acabe actuando y un juez quien, en última instancia, resuelva si tienen o no fundamento las acusaciones que recaen sobre Figueres.

Comentarios