Sandra Bermejo: caso cerrado

Sandra Bermejo en una imagen de archivo
photo_camera Sandra Bermejo en una imagen de archivo

La única línea de investigación en la que trabajaba la policía y que fue comunicada hace una semana a la familia de la desparecida, se confirmó ayer con la identificación del cadáver de Sandra Bermejo.

El triste final del caso de la desparición de la joven madrileña de 32 años, Sandra Bermejo, ha venido a confirmar la única hipótesis en la que trabajaban los agentes al frente de la investiigación desde hacíá días, es decir, la desparación voluntaria y la búsqueda del cuerpo en las aguas del cantábrico. 

Sorpresa inicial que dio falsas esperanzas

Las pruebas de ADN han venido a coonfirmar lo que todo el mundo pensó cuando el cadáver de una mujer joven fue hallado por un pescador el pasado 23 de diciembre en las aguas cercanas a Cabo Peñas, donde despareció Sandra el 8 de noviembre, es decir, que el cadáver pertenecía a la joven.

Sin embargo, las noticias de los primeros exámenes que afirmaron que el cuerpo no era el de la mujer desapercida, dio unas falsas esperanzas a la familia y entorno de Sandra, aunque la policía mantenía su mensaje sobre la hipótesis de lo ocurrido, es decir, de la desparición voluntaria. 

Un lugar conocido por los locales 

Fuentes locales contactadas por eltaquigrafo.com desde los primeros momentos de la desaparición de la joves, confirmaron a este medio que Cabo Peñas es un lugar comunmente conocido por los lugareños por ser un sitio dondela gente va "quitarse la vida tirándose al mar"

A falta de las últimas pesquisas todo parece apuntar, tal y como sostenía la policía casi desde el principio, que también en el caso de Sandra Bermejo podría tratarse de un principio. 

El juez de instrucción seguía ordenando diligencias

Otra de las actitudes más sorpresivas en este caso de desaparición ha sido la actuación del juez de instrucción, en cuyo auto negaba rotundamente la posibilidad de la desaparición voluntaria de Sandra, aunque era la línea casi unica de investigación de los cuerpos policiales. 

Tanto es así que hasta el día antes de la identificación del cuerpo, el juez había ordenado la búsqueda e identificación de dos vehículos que supuestamente estacionaron en la tarde del 8 de novimebre a ambos lados del coche de Sandra Bermejo. 

La familia no perdía la esperanza

Cuando los cuerpos policiales encargados de la investigación se reunieron  con la familia Bermejo y allegdos para comunicarles cuál era su principal hipótesis,  los familiares la rechazaron de plano. 

Tristemente la identificación del cuerpo sin vida de Sandra Bermejo viene a cerrar la desparición de la joven psicoterapueta madrileña aficada en Gijón hace sólo dos años. 

Comentarios