Sexto crimen en Catalunya en menos de una semana: se investiga una nueva muerte en Empuriabrava

Los Mossos, en colaboración con el CNP, han detenido a un hombre por su presunta vinculación con los hechos  /   Archivo
photo_camera Los Mossos, en colaboración con el CNP, han detenido a un hombre por su presunta vinculación con los hechos / Archivo
En pocos días seis personas han muerto de forma violenta en Catalunya: un hombre en L’Hospitalet de Llobregat, una trabajadora del bingo de Tortosa en un tiroteo, una anciana a manos de su cuidadora en Reus, un delincuente común de dos tiros en La Mina, una joven en Campdevànol y ahora en Empuriabrava

Agentes de los Mossos d’Esquadra han detenido este viernes a un hombre que estaría presuntamente relacionado con la muerte violenta de una mujer – no se especifica qué relación tenían – en la población de Empuriabrava (Girona). Sobre las cuatro de la tarde de este viernes 23 de septiembre, los agentes han sido requeridos para desplazarse hasta un domicilio de la citada localidad donde ha aparecido una mujer muerta son posibles signos de violencia.

La División de Investigación Criminal de la región policial de Girona ha abierto una investigación para esclarecer los hechos y ha detenido, junto con agentes de la Policía Nacional, a un hombre por su presunta implicación. El caso se mantiene bajo secreto de sumario y se desconocen, por ahora, más detalles de lo sucedido, así como la relación entre el detenido y presunto autor y la mujer fallecida.

Seis muertes en menos de una semana

Con este episodio, Catalunya registra seis muertes violentas en menos de una semana. El pasado domingo 18 de septiembre, un hombre murió en plena vía pública en L’Hospitalet de Llobregat. El agresor pretendía robarle el patinete eléctrico que conducía la víctima y le asentó una puñalada que acabó con su vida. Huyó con el patinete y no ha sido localizado por ahora.

El lunes, Tortosa (Tarragona) amaneció con un atraco mortal en el bingo de dicha localidad. Un grupo de atracadores asaltó el establecimiento y asentó un tiro en la cabeza contra Olga, una de las trabajadoras que logró activar la alarma del local. Cinco personas quedaron detenidas, una de ellas ya está en prisión y otra en un centro de menores. Sin embargo, creen que el autor material pudo huir a Francia.

Ese mismo lunes por la noche otro tiroteo acabó con la vida de “Kiko, el pistolero”. Un delincuente común del barrio de La Mina (Sant Adrià de Besós, Barcelona) que murió de dos balazos a manos de su primo, tras una discusión por un aparcamiento en el barrio. Todavía no hay detenidos.

El martes, una cuidadora quedó detenida en Reus por presuntamente matar a golpes a la anciana de 85 años que cuidaba. Y el miércoles un joven de 36 años quedó detenido en el municipio de Campdevànol (Girona) por presuntamente haber matado a su novia de 21.

Comentarios