Una nueva agresión en Brians 1 deja a cinco funcionarios heridos

La Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF) exige al Departamento de Justicia mayor transparencia y control de datos de quienes acceden a los recintos penitenciarios  /  Archivo
photo_camera La Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF) exige al Departamento de Justicia mayor transparencia y control de datos de quienes acceden a los recintos penitenciarios / Archivo
CSIF exige al Departamento de Justicia mayor transparencia y control de datos de quienes acceden a los recintos penitenciarios, ya que desde el sindicato se√Īalan una relaci√≥n causa y efecto entre las visitas y los agresiones que se producen en prisiones

Las agresiones a funcionarios de prisiones siguen golpeando a un colectivo vulnerable y sin recursos que lucha sin cesar por mejorar sus condiciones laborales y acabar con los incidentes diarios con los que ponen en riesgo sus vidas. Hace apenas 15 d√≠as, el sindicato CSIF y la organizaci√≥n Marea Blava reunieron a m√°s de 300 trabajadores y funcionarios de todas las prisiones catalanas frente al Palacio de la Generalitat para reivindicar que ‚Äúno queremos m√°s chantajes por parte de quien no tiene la sensibilidad de comprender que somos un colectivo envejecido y agredido‚ÄĚ

El colectivo de funcionarios, que presenta serias dificultades para prestar sus servicios, se ve doblemente amenazado. Por un lado, por parte de los propios reclusos y, por otro, por parte de una Administración que mira hacia otro lado.

Agresión a 5 funcionarios en Brians 1

El sindicato ha vuelto a emitir un comunicado denunciando una nueva agresi√≥n en la prisi√≥n de Brians 1 donde han resultado heridos cinco funcionarios. Sin embargo, en esta ocasi√≥n, no solo la agresi√≥n es noticia, sino que tambi√©n desde CSIF denuncian una falta de transparencia en la gesti√≥n y acceso de las visitas que se realizan en prisiones. En un escrito previo dirigido a la Consejera de Justicia, Lourdes Ciur√≥, el sindicato solicit√≥ un listado de datos relativos a las visitas que reciben los internos, ya que para el CSFI ‚Äúestos datos pueden ser definitivos para poner luz a la oscuridad de esta malnacida lacra que sufrimos los trabajadores/as de las prisiones catalanas‚ÄĚ.

La interna que agredió a cinco funcionarios en la prisión de Brian 1 recibió 72 horas antes las visitas de:

  • Sistema de Registro y Comunicaci√≥n de la Violencia Institucional (SIRECOVI), sistema creado y gestionado por el Observatorio del Sistema Penal y de Derechos Humanos (OSPDH) que dirige I√Īaki Rivera.
  • Montserrat Vinyets, abogada y militante de la CUP.
  • S√≠ndic de Greuges que en numerosas ocasiones se ha erigido como defensor de los derechos de los internos, pero no de los trabajadores.

OSPDH: en el punto de mira

Desde CSIF cuestionan la acci√≥n del Observatorio del Sistema Penal y de Derecho Humanos (OSPDH) y de su director, el se√Īor I√Īaki Riviera Beiras. En el a√Īo 2004, el Sr. Rivera verti√≥ acusaciones de tortura y violencia institucional por parte de los funcionarios de prisiones, por lo que hasta el a√Īo 2016 tuvo prohibida la entrada en los recintos penitenciarios de Catalu√Īa por denuncias falsas contra los trabajadores.

En el comunicado dirigido a Ciur√≥ puede leerse: ‚ÄúConsideramos que la acci√≥n de este se√Īor y de la asociaci√≥n de la cual es presidente [‚Ķ] es negligente, irrespetuosa y muy peligrosa para la seguridad de una prisi√≥n, ya que cuestiona todo el sistema con denuncias infundadas‚ÄĚ.

¬ŅRelaci√≥n entre las agresiones y las visitas?

Desde el sindicato apuntan a una clara relación de causa y efecto entre las visitas y los incidentes posteriores que protagonizó la interna. Cuestionan la falta de transparencia de la Administración a la hora de facilitarles datos relativos a la gestión de dichas organizaciones y también reclaman contar con datos sobre los estudios que se les realizan a los internos por parte de las asociaciones pro derechos humanos a fin de identificar si están catalogados como agresores intrainstitucionales y si han protagonizado otros incidentes con funcionarios.

De probarse la relaci√≥n causal que se√Īala el sindicato, ya han avanzado que exigir√°n a Ciur√≥ la prohibici√≥n de acceso de estos grupos a los centros penitenciarios y una declaraci√≥n p√ļblica de la consejera en defensa del talante y profesionalidad de los trabajadores.

Comentarios