A juicio los seis Mossos acusados de una agresión racista en Manresa

Fotograma del vídeo de denuncia que hizo el joven al conocerse los hechos   /    SOS Racisme
photo_camera Fotograma del vídeo de denuncia que hizo el joven al conocerse los hechos / SOS Racisme
El magistrado califica de "agresivo, degradante y vejatorio" el comportamiento que mantuvieron los policías hacia la víctima y, "ya sea por acción o por omisión", puede considerarse un presunto delito contra la integridad moral y otro de lesiones.

Un juez de Manresa (Barcelona) ha dejado a un paso del juicio a los seis agentes de los Mossos d'Esquadra acusados de una agresión racista a un joven de Sant Feliu de Sasserra en enero de 2019.

En un auto, el magistrado del Juzgado de Instrucción número 5 de Manresa da por concluida la investigación del caso que abrió a raíz de la denuncia del joven de 20 años, que fue agredido brutalmente por los seis agentes de los Mossos. El magistrado califica de "agresivo, degradante y vejatorio" el comportamiento que mantuvieron los policías hacia la víctima y, "ya sea por acción o por omisión", puede considerarse un presunto delito contra la integridad moral y otro de lesiones.

Los hechos se remontan a enero de 20219

Los hechos investigados tuvieron lugar el 10 de enero del 2019, cuando el joven Wubi fue interceptado por los agentes del Área de Recursos Operativos (ARRO) cuando salía de su casa, mientras realizaban un desahucio en el bloque donde vivía en Sant Feliu Sasserra, en las cercanías de Manresa. Le pidieron la documentación, le escupieron, le insultaron y le propinaron varios golpes en la cabeza, según denunció la ONG ‘SOS Racisme’. El joven huyó corriendo y uno de los agentes disparó sin tocarle.

Minutos más tarde decidió volver y mientras el joven hablaba por teléfono con uno de sus compañeros de piso sobre lo ocurrido, un mosso irrumpió al otro lado para advertirle de que o volvía o emitiría una orden de busca y captura contra él. Wubi volvió, pero antes de dirigirse a los agentes activó la grabadora de voz de su teléfono móvil que captó toda la agresión.

“Tú eres un mono”

En la grabación difundida por el colectivo SOS Racisme, que ejerce como acusación particular del joven, se puede escuchar a los agentes amenazándolo con comentarios racistas como “Tú eres un mono”, “¿Has escuchado la bala cuando he disparado? ¡Te estoy hablando!”, “Negro de mierda, la próxima vez que veas a la policía, corre. Pero intenta irte muy lejos. Vete más lejos de África, ¿sí?”.

Tras hacerse público este caso, la Conselleria de Interior y la dirección de los Mossos d'Esquadra cambiaron de destino a estos seis agentes investigados por la justicia, como medida cautelar. El Parlament pidió a Interior que suspendiera de empleo y suelo a los mossos implicados en la agresión racista, pero la Conselleria lo rechazó.

Paralizan la rueda de reconocimiento

El pasado 27 de enero, los seis mossos investigados habían sido citados para realizar una rueda de reconocimiento, a cara descubierta por decisión judicial, pero fue suspendida tras el recurso presentado por los abogados de los agentes de la policía catalana. Finalmente, la rueda no llegó a realizarse después de que la acusación renunciara a la misma, con lo que se puso punto final a la instrucción del caso el pasado 4 de marzo con la interlocutoria del juez.

Comentarios