Archivado el atropello a un joven en Tarragona durante las protestas contra la sentencia del procés

Imagen del momento en el que se produjo el atropello  / Twitter
photo_camera Imagen del momento en el que se produjo el atropello / Twitter

El sindicato SAP-Fepol celebra el archivo, pero lamenta que la causa haya sido utilizada "una vez más" para desprestigiar a las unidades de orden público. 

El 17 de octubre de 2019, tres días después de que se diese a conocer la sentencia contra los líderes independentistas, en Catalunya se vivieron durante varios días manifestaciones, protestas y enfrentamientos, sumiendo las cuatro capitales de provincia en un auténtico caos. En el marco de estas movilizaciones en contra de dicha sentencia, y a favor de los “presos polítics”, un joven resultó herido en Tarragona como consecuencia de un choque contra un furgón de la ARRO de los Mossos d’Esquadra.

La violencia en la que derivaron dichas movilizaciones – con la quema de contenedores y otros objetos del mobiliario urbano, lanzamiento de objetos contundentes, etc. -- provocó que, a diario y durante casi 10 días, manifestantes y cuerpos policiales se enfrentaran en las calles de varias ciudades de Catalunya.

En estas circunstancias, se produjo el presunto atropello. La víctima, amparada por la asociación Irídia -- Centro para la Defensa de los Derechos Humanos-- denunció los hechos y se abrió una investigación judicial para determinar si el conductor del furgón de la ARRO pudo haber evitado el accidente; o, si, por el contrario, fue un atropello involuntario e inevitable, dadas las circunstancias que rodearon el suceso.

El perjudicado en lugar de apartarse, invadió el carril

Ahora, tres años después, el Juzgado de Instrucción 1 de Tarragona, que ha dirigido el caso, ha decidido dictar el sobreseimiento provisional y el archivo de esta causa al considerar que, tal y como se ve del visionado de las imágenes, “el perjudicado y los otros manifestantes pudieron percatarse del avance de los vehículos policiales, pero en lugar de apartarse, desplazaron un contenedor al centro de la calle, lo cual provocó una colisión del contenedor con la furgoneta de los MMEE. El denunciante inicio una maniobra evasiva, quedando detrás de los otros contenedores, lo que impidió que el conductor se percatara de su presencia, frenando tan pronto como vio al manifestante”.

El perjudicado y los otros manifestantes pudieron percatarse del avance de los vehículos policiales, pero en lugar de apartarse, desplazaron un contenedor al centro de la calle, lo cual provocó una colisión del contenedor con la furgoneta de los MMEE.

De este modo, la juez instructora, aprecia que el accidente fue “inevitable”. A lo que añade que la actuación fue disuasoria dados los “numerosos episodios de destrozo de mobiliario urbano e incendio de contenedores”.

SAP-Fepol celebra el archivo

Con todo, el sindicato policial SAP-Fepol, cuyo servicio jurídico ha liderado la defensa del agente implicado, celebra el archivo de esta causa y lamenta que, una vez más, este procedimiento judicial haya sido utilizado por diferentes asociaciones para desprestigiar a las unidades de orden público, a pesar de que quedó acreditada la violencia que ejercieron los manifestantes.

Comentarios