Opinión

El honor de “Un Tío Blanco Hetero” vale 1 euro

"Un Tío Blanco Hetero" y yolanda Domínguez en imágenes de archivo
photo_camera "Un Tío Blanco Hetero" y yolanda Domínguez en imágenes de archivo

En una sentencia del pasado 6 de mayo y notificada a las partes esta semana, el juzgado de primera instancia 72 de Madrid valorado que Yolanda Domínguez había vulnerado el honor de Sergio C.P, la persona detrás del personaje de internet “Un Tío Blanco Hetero” (TBH), por haber escrito un tweet en el que decía que el personaje era violento con las mujeres.

Mesa redonda en la Universidad Europea Miguel de Cervantes el inicio del conflicto

Los hechos se produjeron en julio 2019, cuando la Universidad Europea Miguel de Cervantes organizó un curso sobre la transición española en el que encuadró una mesa redonda llamada “Feminismo y género en la España de hoy”. A formar parte de dicha mesa fue invitado Sergio C.P, hecho esté que indignó a Domínguez y así lo expresó a través de sus redes sociales con el siguiente tweet, que se recoge en la sentencia a la que este medio ha tenido acceso.

El texto denunciado es el siguiente:

“Que se le dé voz en medios y en universidades a este trol bajo el titular de feminismo es machismo institucional y mediático “(…) Quiero denunciar públicamente que instituciones universitarias como la UEMC organicen mesas redondas para hablar de feminismo invitando a trols como “un tío blanco hetero “que es machista y violento con las mujeres. Que poca ética, qué poco feminista y que insultante”.

Según el Pablo Franco Otero, abogado del demandante, en declaraciones exclusivas a eltaquigrafo.com, Sergio C.P se puso en contacto con Domínguez antes de interponer la demanda para que ella retirara el tweet, a lo que se negó rotundamente. “Eso nos obligó a iniciar el proceso judicial en el que solicitamos una indemnización de 1 euro como algo simbólico”, explica el letrado.

Acusada de atentar los derechos fundamentales al honor, intimidad personal y propia imagen

La demanda contra Yolanda Domínguez se interpuso por presunto atentado contra los derechos fundamentales de Sergio C.P, por vulnerar los derechos contra el honor, la intimidad personal y la propia imagen del personaje “Un hombre Blanco Hetero”.

De manera obvia, la defensa alega que no se pueden vulnerar los derechos fundamentales de un personaje, sino los de una persona y que los comentarios hechos por Yolanda lo fueron contra el personaje de internet y no contra Sergio C. P, por lo que la demanda no debía prosperar. Sin embargo, el tribunal considera acreditado en la sentencia que era público y conocido que Sergio C.P era la persona detrás de la máscara de “Un Hombre Blanco Hetero”, y que, por tanto las acusaciones debían ser analizadas.

“Machista y Troll” nos vulneran el honor del demandante

La sentencia sólo ha sido estimada parcialmente y exclusivamente se considera que vulenera el honor del demandante la expresión “violento con las mujeres”. Según Pablo Franco nos explica “estoy realmente contento de la consideración que hace el tribunal al respecto de la conclusiones de la acusación en cuanto a admitir que acusar a alguien de maltratador en nuestro días es una muerte civil para esa persona, debido a la gravedad de la situación respecto a la violencia de género y a la sensibilidad social que existe sobre el tema”.

Y es cierto que ese el único argumento jurídico que se expone en la sentencia para condenar a Yolanda Domínguez, que es que considera el tribunal que en el transcurso de la mesa redonda la intervención de Sergio C.P no incitó a la violencia ni física ni verbal contra las mujeres, y que decir que “un Tío Banco Hetero” es “violento con las mujeres” es, según la propia sentencia “resulta ofensiva, injuriosa y vejatoria, que excede de las meras críticas o desacuerdo con las ideas expuestas por el actor constituyendo una intromisión ilegítima en su derecho al honor debiendo prevalecer este derecho sobre la libertad de expresión del demandado (Yolanda Domínguez)”.

El resto de pretensiones de la acusación sobre el derecho a la intimidad y a la propia imagen del demandante han sido desestimadas por el tribunal.

Domínguez debe publicar la sentencia íntegra en sus redes

La condena a Yolanda Domínguez, además de al pago de 1 euro en concepto de indemnización, incluye la obligación de publicar íntegramente la sentencia en el mismo medio donde realizó los comentarios por los que se la condena, esto es, en su cuenta de Twitter, cosa nada habitual ya que la obligación en este tipo de sentencias suele reducirse a publicar únicamente el fallo de la sentencia y no toda entera.

Sin embargo, la defensa de Domínguez ya ha dicho que va a recurrir por lo que el cumplimiento de la sentencia queda suspendido hasta que ésta sea firme.

Quizá en el recurso se pueda dilucidar si las acusaciones o comentarios vertidos contra un personaje, un troll de internet enmascarado, cuya seña de identidad y que le ha valido la fama son sus comentarios machistas y ofensivos contra las mujeres, realmente pueden llevar a una condena donde se estima que el ofendido es la persona y no el personaje.

Comentarios